Estás utilizando un navegador obsoleto

Para poder ofrecer una experiencia de usuario sin igual a nuestros visitantes utilizamos las técnicas más novedosas del desarrollo web para las cuales se requiere un navegador que esté a la altura. Para poder visualizar esta página por favor utiliza Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Menú
Cerrar
paisaje trekking manaslu

El trekking del Manaslu, santuario de la cultura del Nepal

Reportajes · 26/09/2017

Alejado de la ruta habitual de turistas, el trekking del Manaslu nada tiene que envidiar al del campo base del Everest o al de los Annapurnas. La presencia de colosales ochomiles, la infranqueable garganta del Budhi Gandaki y la autenticidad de las etnias locales, hacen de esta exigente ruta el mayor santuario al aire libre de la cultura nepalí

El trekking que rodea a la octava cima del planeta, el Manaslu (8.163 metros), se ha convertido en el mayor santuario al aire libre de la cultura nepalí por su dureza y por permanecer hasta el año 1991 cerrado de forma hermética a los extranjeros. Su cercanía a la frontera del Tíbet impedía conseguir los permisos necesarios para atravesarlo. Así que ahora, discreto, exigente y de climatología caprichosa, ofrece la oportunidad de disfrutar casi en soledad de grandes montañas, templos budistas y auténticos asentamientos nepalíes. Caminamos ahora por alguno de estos tesoros por los que ha aclimatado el alpinista Alberto Zerain de camino al campo base del Manaslu durante su nueva expedición.

 

Kings Palace. Gorkha (Nepal)

La ruta arranca en la antigua capital de Gorkha y durante nueve días se asciende por el Manaslu , la montaña de los japoneses en paralelo al curso del río, arropado siempre de abundante vegetación. Paredes de más de 1.500 metros de altura nos escoltarán cuando el camino se estreche y sintamos el lado más salvaje del país. Cerca de la frontera del Tíbet, el poblado Samagaon, a la sombra de la cima del Manaslu, nos contará mil leyendas, tantas como años llevan sus habitantes cultivando la tierra con los ojos puestos en las diosas que habitan las montañas. Y el brillo del sol sobre los glaciares nos hará cerrar los ojos, como los tienen los monjes que mantienen vivo el monasterio de Sama. Entre tanto, aguas termales nos confortarán al terminar los días de caminata en ellas. Y sí, todo esto en los primeros diez días.

A tan sólo cinco horas de Katmandú en coche, encontramos el Palacio del Rey Gorkh, donde se originan los valientes soldados Gurkha y donde arranca la ruta. Allí ya viene a nuestro encuentro el río Budhi Gandaki, cuya corriente remontaremos entre afiladas gargantas y eternos desniveles. Por eso, este trekking exige un buen estado de forma para que la sucesión de los días genere buenas razones para regresar y ganemos el pulso que la montaña juega siempre a cada nuevo visitante.

Las aguas del río no sólo castigarán nuestras piernas con los desniveles provocados, sino que también nos ofrecerán, al final de los días, cascadas en las que refrescarnos e incluso chorros termales en los que prometer que en un futuro no muy lejano regresaremos para quedarnos en estos profundos valles. Así ocurre en el poblado Tatopani. Sus aguas termales han convertido este rincón en un atractivo lugar para abrir un paréntesis entre las intensas jornadas de senderismo.

Después de caminar rodeados de vegetación subtropical y cerrados bosques, toca ahora comprobar el ingenio de las etnias locales para cultivar la poca tierra fértil en horizontal. Nos parecerán mínimas las terrazas de cultivo en las colinas pero son la salvación para hacer frente al gélido invierno. No tardaremos en volver a superar impresionantes paredes de roca hasta los 3.150 metros de altitud. A esta altura aparece la villa de Lho Gaon. Las cimas del pico Naike, Manaslu norte y Manaslu principal nos ayudarán a reconciliarnos con la ruta y con el poblado. Momento para disparar un sin fin de fotos.

Las aguas del río no sólo castigarán nuestras piernas con los desniveles provocados, sino que también nos ofrecerán, al final de los días, cascadas en las que refrescarnos e incluso chorros termales en los que prometer que en un futuro no muy lejano regresaremos para quedarnos en estos profundos valles

Trekking alrededor del Manaslu

Pocos días después, en el poblado de Sama ya casi rozaremos los 4.000 metros de altitud. Las vistas nos deleitarán tanto como los tés para aclimatar e hidratar el cuerpo a la altura. Aquí nos encontraremos con los poblados que sufren las condiciones más severas de la naturaleza: en 40 casas viven 200 personas. Y tal vez, nos crucemos todavía con los descendientes de aquellos que recibieron con palos y piedras a la expedición japonesa que en el año 1956 alcanzó la cima del Manaslu. Los mismos descendientes que han decidido mantener su estilo de vida en paralelo al mundo y mantener con él intacta la etnia, modos de vida y cosmovisión. Con respeto contemplaremos el Sama Gompa, templo budista, que los japoneses reconstruyeron en busca de la amistad definitiva con aquellos que acusaban de molestar a la diosa que habita el Manaslu con sus expediciones.

Para entonces, llevaremos 10 días de trekking y, tantas habrán sido las sensaciones, que la mente pensará que llevamos meses de expedición. Hemos probado ya los efectos de la altura en el cuerpo y recargado el veneno montañero que hasta aquí nos ha traído y que nos hará, sin duda, volver las veces que podamos. Ya estamos preparados para avanzar y alcanzar los 5.135 metros de altura que tiene el collado Larkya La. Las vistas a los sietemiles que rodean al Manaslu alimentarán en nuestra imaginación nuevas escapadas e incluso dibujaremos en el aire las rutas que escogeríamos hasta sus cimas. Así que cansados y maravillados acamparemos ese día a los pies del Paso Larke. Otro día genial para el recuerdo de esta intensa ruta.

Ahora nos quedará descender en las sucesivas jornadas hasta los 800 metros de altitud que marca el altímetro en Besi Shar donde tomaremos de nuevo un vehículo motorizado hasta Katmandú. Habremos rodeado la montaña de los japoneses, la octava más alta del planeta y habremos comprobado la capacidad de supervivencia del pueblo nepalí a lo largo de uno de los mayores templos al aire libre de su cultura.

Etiquetas:

Alberto Zerain Alpinismo Manaslu Nepal
Ahora...

Nanga Parbat en directo

Sigue la ascensión al Nanga Parbat en directo
En directo

Actualidad

zerain y galvan
El helicóptero regresa sin noticias de Alberto y Mariano
Léelo en nuestro magazine
cielo
Nuevo intento en la búsqueda de Alberto Zerain y Mariano Galván
Léelo en nuestro magazine
alberto nanga
Las Instituciones vascas muestran su apoyo en la búsqueda de Alberto Zerain
Léelo en nuestro magazine
zerain y galvan
A la espera de buen tiempo
Léelo en nuestro magazine
nanga
El helicóptero regresa a causa del mal tiempo
Léelo en nuestro magazine
Instal XPERT, la red de instaladores de Saunier Duval
Los instaladores Instal XPERT son seleccionados entre los mejores y formados permanentemente pos Saunier Duval con el fin de ofrecer el máximo nivel técnico y de servicio al usuario en la instalación de sus equipos.
Descubre más sobre Instal XPERT
Red de Servicios Técnicos Oficiales de Saunier Duval
Saunier Duval dispone de una amplia y completa red de Servicios Técnicos Oficiales distribuidos por toda la geografía española que garantizan el correcto funcionamiento de todos los productos de Saunier Duval.
Descubre más sobre la Red de Servicios Técnicos Oficiales

Utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies. Política de cookies.