Estás utilizando un navegador obsoleto

Para poder ofrecer una experiencia de usuario sin igual a nuestros visitantes utilizamos las técnicas más novedosas del desarrollo web para las cuales se requiere un navegador que esté a la altura. Para poder visualizar esta página por favor utiliza Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Menú
Cerrar
zerain y galvan comiendo

Mariano Galván, avistado desde el campo base, muy cerca de alcanzar el Campo III

Crónicas · 15/12/2018

Esta mañana ha sido localizado mediante prismáticos, avanzando justo por debajo del plateau somital. Cuando finalmente ha alcanzado la traza de la vía normal, ha comenzado a descender hacia el Campo III.

La mañana ha traído esperanzas al Campo Base del Manaslu. Con la llegada del día, y aprovechando que el tiempo es espléndido, Alberto Zerain y varios alpinistas que comparten base con él, han comenzado a rastrear la pared noreste de la montaña con la ayuda de prismáticos. Buscaban ansiosamente cualquier pista del paradero de Mariano Galván, que ha pasado ya su cuarta noche sólo en la montaña.

Siguiendo la ruta por la que creían que podría haber ascendido Mariano, han divisado finalmente una figura que avanzaba lentamente. El color de la ropa y la zona en la que se encontraba dejaba lugar a pocas dudas: debía de ser él.

No queriendo levantar falsas esperanzas, durante las siguientes horas han seguido su progresión para asegurarse de que no se encontrase en un apuro. Finalmente han visto cómo la figura efectuaba una travesía hacia la derecha y enlazaba con la ruta normal. “Era la escapatoria que teníamos pensada”, declara Alberto muy aliviado.

A partir de ese punto, la figura ha comenzado a descender por la traza abierta en dirección al Campo III “donde hay tiendas, gente y de todo”. Desde allí se espera que descienda al Campo Base a lo largo del día o tal vez mañana.

En vista de los últimos acontecimientos, Alberto Zerain ya se plantea lanzar su propia tentativa de cima aprovechando los próximos días de buen tiempo. Entretanto, muy aliviado, ha aprovechado para dedicarle unos versos a su amigo:

Del Manaslu no te asustó ni su hielo, ni su arrogante nieve

No temiste ni el robo de la tienda, ni la falta de agua que hiere

Decidiste, más osado que nunca, cabalgar sobre el filo que tiene

Pero no pensamos que tu amistad con él tanto te retiene

Caminar confiado por terrenos fuera de lo humano,

te abres camino por caminos prohibidos, Mariano

No temes que el Manaslu te trate como a un enano,

Tú te creces en las distancias cortas, deseo que no sea en vano

Una decisión arriesgada

 El pasado martes, cuando Alberto Zerain y Mariano Galván se disponían a vivaquear en algún lugar cercano a su tienda, que había quedado sepultada por la nieve, Galván sorprendió a Zerain con una arriesgada propuesta. “Estamos allí, veo que se empieza a mover y me dice que para hacer vivac allí, prefiere tirar para arriba”, explicaba Zerain.

La situación estaba lejos de ser la idónea para lanzar un ataque a cima: habían abierto huella durante doce horas a través de metro y medio de nieve, habían excavado durante dos horas más en busca del desaparecido Campo II y se hallaban en mitad de un improvisado vivac sin saco y sin hornillo.

Lo que Mariano proponía era seguir ascendiendo hasta dar con alguna tienda de la expedición japonesa que había estado trabajando en las inmediaciones. Desde allí, si conseguían hidratarse y descansar un poco, podrían continuar hacia la cumbre.

En vista de las circunstancias, Alberto consideró que la tentativa que proponía Mariano era muy arriesgada “¿A mí quién me dice que hay una tienda allá? Y después de la paliza que nos habíamos pegado, encima sin agua… ¿qué vuelta le das al tema si no encuentras nada?”, explicaba el montañero alavés al día siguiente. Pero Mariano estaba muy resuelto y decidió seguir sólo.

Por su parte, Zerain pasó la noche sólo y al amanecer descendió lentamente hacia el base. No habían pasado 24 horas desde que se separaran cuando Alberto comenzó a estar inquieto por la suerte de Galván. De modo que el jueves a media tarde decidió dar un rapidísimo pegue a la vía normal, con la esperanza de encontrar a su compañero descendiendo. Al no cruzarse con él, ya por encima de los 7.300 metros, dio media vuelta y descendió sin detenerse hasta el campo base. Desde allí, por fin hoy, ha conseguido saber algo de su compañero.

 

 

Etiquetas:

Alberto Zerain Alpinismo Manaslu Nepal
Ahora...

Nanga Parbat en directo

Sigue la ascensión al Nanga Parbat en directo
En directo

Actualidad

zerain y galvan
El helicóptero regresa sin noticias de Alberto y Mariano
Léelo en nuestro magazine
cielo
Nuevo intento en la búsqueda de Alberto Zerain y Mariano Galván
Léelo en nuestro magazine
alberto nanga
Las Instituciones vascas muestran su apoyo en la búsqueda de Alberto Zerain
Léelo en nuestro magazine
zerain y galvan
A la espera de buen tiempo
Léelo en nuestro magazine
nanga
El helicóptero regresa a causa del mal tiempo
Léelo en nuestro magazine
Instal XPERT, la red de instaladores de Saunier Duval
Los instaladores Instal XPERT son seleccionados entre los mejores y formados permanentemente pos Saunier Duval con el fin de ofrecer el máximo nivel técnico y de servicio al usuario en la instalación de sus equipos.
Descubre más sobre Instal XPERT
Red de Servicios Técnicos Oficiales de Saunier Duval
Saunier Duval dispone de una amplia y completa red de Servicios Técnicos Oficiales distribuidos por toda la geografía española que garantizan el correcto funcionamiento de todos los productos de Saunier Duval.
Descubre más sobre la Red de Servicios Técnicos Oficiales

Utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies. Política de cookies.