Estás utilizando un navegador obsoleto

Para poder ofrecer una experiencia de usuario sin igual a nuestros visitantes utilizamos las técnicas más novedosas del desarrollo web para las cuales se requiere un navegador que esté a la altura. Para poder visualizar esta página por favor utiliza Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Menú
Cerrar
dhaulagiri

Las vistas desde la cima del Dhaulagiri

Reportajes · 18/11/2017

¿Qué se ve, qué se siente y qué hay en la cima de un ochomil? Aprovechamos la reciente experiencia de Alberto Zerain en la cima del Dhaulagiri y recreamos el enorme paisaje del que disfrutaron sus ojos

A 8.167 metros de altitud, tras más de dos meses de expedición para alcanzarlos y seis horas de escalada con nieve hasta la cintura, uno se encuentra en la séptima cumbre más alta del mundo: el Dhaulagiri, la montaña blanca en lengua nepalí. Y ¿qué es lo que se ve desde el séptimo balcón del planeta?

“En la cima todo adquiere mucha fuerza. Toda la belleza que capta la vista se siente de un modo intenso. Estás, por fin, en la cumbre y sientes el mundo a tus pies”, responde el montañero alavés Alberto Zerain tras escalar esta montaña el pasado 19 de mayo a las 6.30 de la madrugada, hora española, dentro del proyecto 2x14x8000. Nos ha respondido a lo que se siente pero todavía no nos dice qué es lo que se ve y no es por casualidad. “Existe una neblina a esas alturas que no permite ver el paisaje con nitidez. Recuerdo con fuerza lo que sentí y que las vistas eran impresionantes”. Nos ha quedado claro lo que se siente pero el paisaje tendremos que dibujarlo en nuestra imaginación.

Las vistas desde el Campo 3 del Dhaulagiri

En la cima todo adquiere mucha fuerza. Toda la belleza que capta la vista se siente de un modo intenso. Estás, por fin, en la cumbre y sientes el mundo a tus pies

Comenzamos a imaginar: nuestros pies se apoyarán en el punto más alto de todo el macizo del Dhaulagiri que se extiende por 120 kilómetros de largo desde el río Gandaki hasta el río Bheri. En 1808, la catalogaron como la montaña más alta de la Tierra al elevarse este macizo de una manera colosal entre una de las mayores gargantas del planeta y al ser visible a varios cientos de kilómetros a la redonda. En 1838, el Kangchenjunga tomó el testigo de la cima más alta hasta que, por fin, el Everest lo recibió en 1858. Ahora se entiende que la primera expedición a un ochomil fuese al atractivo Dhaulagiri, pero por la dificultad de abrir camino hasta su base, la expedición francesa de 1950 optó por escalar a la montaña vecina, el Annapurna.

 

Otra perspectiva desde el Dhaulagiri

 

Y será el Annapurna con sus 8.091 metros la montaña que primero distingamos desde la cima.  Separada del Dhaulagiri por tan solo 34 kilómetros al oeste, su presencia no da lugar a dudas: de izquierda a derecha seguro que vemos el Annapurna II y IV (muy próximos entre sí); el collado principal; el Annapurna III y el Gangapurna; y el Annapurna I, al fondo a la derecha. Picos que provienen de un mismo macizo y que desde la cima podremos localizar por encima de cualquier nube.

No tendremos tampoco problemas para localizar la sucesión de sietemiles que rodean al Dhaulagiri y que durante toda la ascensión nos han acompañado a derecha y a izquierda hasta que de pronto, en la cima, uno se siente por encima de todos ellos. “Y el verde de los cultivos también lo recuerdo bien: miras hacia abajo y en picado ves el verde de los campos en torno a los que están los principales poblados donde viven los habitantes de estos grandes valles”, describe Zerain.

Poco a poco hemos encontrado pistas para componer en nuestra imaginación las vistas que encontramos desde la cima del Dhaulagiri: a nuestros pies, toda una sucesión de montañas de siete mil metros con el macizo del Annapurna en frente y de vez en cuando el verde de los valles que, en paralelo a nuestra gesta, siguen sus vidas tranquilas a la sombra de estas grandes cimas. Y eso sí, una explosión de emociones tras días, meses y, tal vez, años soñando con esta cima, con estas vistas y con esta neblina.

Etiquetas:

Alberto Zerain Alpinismo Dhaulagiri Vida Activa
Ahora...

Nanga Parbat en directo

Sigue la ascensión al Nanga Parbat en directo
En directo

Actualidad

zerain y galvan
El helicóptero regresa sin noticias de Alberto y Mariano
Léelo en nuestro magazine
cielo
Nuevo intento en la búsqueda de Alberto Zerain y Mariano Galván
Léelo en nuestro magazine
alberto nanga
Las Instituciones vascas muestran su apoyo en la búsqueda de Alberto Zerain
Léelo en nuestro magazine
zerain y galvan
A la espera de buen tiempo
Léelo en nuestro magazine
nanga
El helicóptero regresa a causa del mal tiempo
Léelo en nuestro magazine
Instal XPERT, la red de instaladores de Saunier Duval
Los instaladores Instal XPERT son seleccionados entre los mejores y formados permanentemente pos Saunier Duval con el fin de ofrecer el máximo nivel técnico y de servicio al usuario en la instalación de sus equipos.
Descubre más sobre Instal XPERT
Red de Servicios Técnicos Oficiales de Saunier Duval
Saunier Duval dispone de una amplia y completa red de Servicios Técnicos Oficiales distribuidos por toda la geografía española que garantizan el correcto funcionamiento de todos los productos de Saunier Duval.
Descubre más sobre la Red de Servicios Técnicos Oficiales

Utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies. Política de cookies.