Estás utilizando un navegador obsoleto

Para poder ofrecer una experiencia de usuario sin igual a nuestros visitantes utilizamos las técnicas más novedosas del desarrollo web para las cuales se requiere un navegador que esté a la altura. Para poder visualizar esta página por favor utiliza Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Menú
Cerrar
la cordada

La cordada

Reportajes · 24/07/2019

Desde los mismos albores del alpinismo, cuando Jacques Balmat y Michel Paccard se encaramaron juntos a la cima del impresionante Mont Blanc allá por 1786, la cordada ha sido la unidad fundamental de todas las actividades relacionadas con la montaña. En montaña, dos personas unidas por una cuerda forman un solo ser. No se trata tanto de una idea romántica, como de una auténtica necesidad. En una cordada, cada alpinista pone, literal y voluntariamente, su vida en manos del otro, por lo que velar por aquel se convierte en velar por uno mismo.

Se trata, de hecho, de un nivel de entrega tan alto y con tantas implicaciones que no es raro que influya en la visión con la que los montañeros caminan, no sólo por la montaña, sino también por la vida. Por eso los alpinistas son una raza aparte, una especie peculiar para la cual la búsqueda del beneficio colectivo resulta algo natural; inclinación que no sólo se manifiesta durante el ascenso propiamente dicho, sino durante toda la expedición. Turnarse para colocar cuerdas fijas, cargar con el material del otro mientras se afana en abrir un largo difícil, derretir nieve a sabiendas de que tu compañero llegará sediento al campamento, cuando tú mismo no deseas más que echarte a descansar… son ejemplos clásicos de camaradería en la montaña que costaría encontrar en nuestra rutina diaria sin mediación de una gran amistad.

Los alpinistas son una raza aparte, una especie peculiar para la cual la búsqueda del beneficio colectivo resulta algo natural; inclinación que no sólo se manifiesta durante el ascenso propiamente dicho, sino durante toda la expedición

 

Así pues, una cordada forma una suerte de unión mágica, como si la cuerda no uniera tanto a dos personas como dos destinos. La gloria y la tragedia, el éxito y la derrota, el cansancio y la euforia, las alegrías y las penalidades… todo se comparte en una cordada. Hasta tal punto es así que, a menudo, dos hombres pasan a la historia como si fueran un sólo ¿Acaso recordamos a Balmat sin Paccard, a Hillary sin Tenzing, a Rabadá sin Navarro, a Boardman sin Tasker o a Mallory sin Irvine?

Hoy Alberto Zerain ha ascendido sin su compañero de cordada hasta la cumbre del Dhaulagiri. Pero su éxito, no es sólo su éxito. Es el resultado del esfuerzo de quienes, junto a él, han porteado material, fijado cuerdas, derretido nieve, montado campamentos de altura… Es un éxito y una alegría para Alberto, pero también para Juanito que ha trabajado, sudado, soñado, reído y quién sabe si llorado junto a él. Juanito no podrá decir a su regreso, “llegué” a la cima, pero sí podrá decir “llegamos”. Al fin y al cabo, aunque en esta ocasión no haya podido seguir a su compañero hasta lo más alto, no deja de ser el hombre al otro lado de la cuerda.

Una cordada forma una suerte de unión mágica, como si la cuerda no uniera tanto a dos personas como dos destinos. La gloria y la tragedia, el éxito y la derrota, el cansancio y la euforia, las alegrías y las penalidades… todo se comparte en una cordada

Etiquetas:

Alberto Zerain Cordada Dhaulagiri Juanito Oiarzabal
Ahora...

Nanga Parbat en directo

Sigue la ascensión al Nanga Parbat en directo
En directo

Actualidad

zerain y galvan
El helicóptero regresa sin noticias de Alberto y Mariano
Léelo en nuestro magazine
cielo
Nuevo intento en la búsqueda de Alberto Zerain y Mariano Galván
Léelo en nuestro magazine
alberto nanga
Las Instituciones vascas muestran su apoyo en la búsqueda de Alberto Zerain
Léelo en nuestro magazine
zerain y galvan
A la espera de buen tiempo
Léelo en nuestro magazine
nanga
El helicóptero regresa a causa del mal tiempo
Léelo en nuestro magazine
Instal XPERT, la red de instaladores de Saunier Duval
Los instaladores Instal XPERT son seleccionados entre los mejores y formados permanentemente pos Saunier Duval con el fin de ofrecer el máximo nivel técnico y de servicio al usuario en la instalación de sus equipos.
Descubre más sobre Instal XPERT
Red de Servicios Técnicos Oficiales de Saunier Duval
Saunier Duval dispone de una amplia y completa red de Servicios Técnicos Oficiales distribuidos por toda la geografía española que garantizan el correcto funcionamiento de todos los productos de Saunier Duval.
Descubre más sobre la Red de Servicios Técnicos Oficiales

Utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies. Política de cookies.