Estás utilizando un navegador obsoleto

Para poder ofrecer una experiencia de usuario sin igual a nuestros visitantes utilizamos las técnicas más novedosas del desarrollo web para las cuales se requiere un navegador que esté a la altura. Para poder visualizar esta página por favor utiliza Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Menú
Cerrar
juanjo garbizu

Juanjo Garbizu y la “Slow mountain”

Reportajes · 17/01/2019

Hablamos con el autor de Monterapia, cuesta arriba se piensa mejor, un libro rompedor que propugna que la actividad montañera proporciona innumerables beneficios en nuestra vida cotidiana.
Monterapia es un libro de montaña diferente, un libro tan especial que su propio autor, Juanjo Garbizu, no las tenía todas consigo cuando se embarcó en la aventura de su redacción. Y, sin embargo, el tiempo y siete ediciones han confirmado que esa idea que le asaltó de camino a una cima, sobre un libro que reflejara su particular visión de la montaña, era, al fin y al cabo, una idea inspiradora.

Juanjo, ¿qué es la monterapia? 

Como su propio nombre indica sería la terapia que te proporciona la montaña, pero no una terapia en su sentido clínico, sino una terapia natural, a modo de bálsamo para la mente, como una manera cercana y asequible de lograr una mayor calidad de vida. Es, por tanto, la montaña reflexiva, contemplativa, introspectiva, sin prisas, en las antípodas de la competición.

¿Cómo y dónde surgió la idea de escribir el libro?

La idea como tal me surge a finales del 2011 mientras subía al Ganbo, en la sierra de Aralar. Yo sostengo la teoría de que cuando vas por una senda de montaña que conoces hay un momento en que tus piernas van solas y tu mente comienza a reflexionar de una manera más intuitiva y productiva que en la ciudad. En mi caso está claro que fue así, porque mientras iba ascendiendo por el barranco de Muitze me surgió la idea del libro; mostrar los símiles que la vida cotidiana tiene con el mundo de la montaña, reflejándolos además a través de experiencias personales que tal vez pudieran ayudar a otros.

¿Cuáles son, a tu parecer, los beneficios que ofrece la montaña?

Son muchos y variados, como por ejemplo la desconexión. Disfrutar de ese paréntesis que de vez en cuando debemos tomarnos en nuestra cotidianeidad, a modo de necesaria oxigenación para nuestra cabeza. Y si la practicamos en la más completa soledad, siempre dentro de la máxima seguridad, nos permite algo tan necesario como el respirar, estar a solas con nosotros mismos, sin conexiones digitales, para, de esta forma, llegar a conocernos mejor. Porque cuanto más “progresa” nuestra sociedad, más le cuesta al ser humano estar a gusto y a solas consigo mismo.

Por otro lado, la montaña constituye también un medio idóneo para conocer de verdad a los demás, ya que en plena naturaleza, rodeado de grandes espacios y sin el estrés que muchas veces reina en nuestras vidas, las personas tendemos a abrirnos y a mostrarnos como realmente somos. Y por lo mismo, en condiciones adversas que requieren de un espíritu solidario y de cierto sacrificio para afrontarlas, también se descubre rápidamente la personalidad de cada uno.

El libro se subtitula “Cuesta arriba se piensa mejor” ¿Quiere eso decir que esos beneficios se obtienen exclusivamente en la montaña, o cualquier actividad en la naturaleza puede ofrecérnoslos?

Realmente cualquier entorno natural que invite a la contemplación y a la introspección es adecuado. Personalmente los bosques me parecen lugares perfectos para potenciar la mente. Caminar en otoño sobre ese lecho de hojas secas o en invierno sobre un manto de nieve, con todos los sentidos receptivos para inundarnos de las texturas, colores, sonidos y olores que nos rodean, es una experiencia al alcance de todos que enriquece nuestro cerebro de forma espectacular. Eso sí, hablo de caminar despacio, relajados, paseando, sin la presión del reloj o de tener que batir una marca.

En el libro no sólo hablas de beneficios anímicos, sino que afirmas que también podemos extraer lecciones de vida de nuestras experiencias en montaña ¿Qué es lo más importante que has aprendido tú en el monte?

La autoconfianza. Cuando hace años comencé a adentrarme en la montaña en soledad no existía el GPS, por lo que tenías que estudiar la ruta consultando las guías y estudiando los mapas. Una vez en la montaña, básicamente dependías de tu sentido de la orientación. Al principio te equivocabas más, pero cada ruta, cada excursión, cada cima, te va dotando poco a poco de más confianza en ti mismo y con el tiempo y la práctica llegas a desarrollar una intuición de gran utilidad para tu vida diaria.

Defiendes ir a la montaña despacio

Mediáticamente lo que ahora se lleva es el más alto, el más difícil o el más rápido y en algunos casos, una combinación de las tres. El concepto más romántico de la montaña está un poco trasnochado. En general, a las nuevas generaciones no les atrae demasiado un monte cercano a casa de poco más de mil metros, les parece que tiene poca aventura que ofrecer y si acuden a él en muchos casos lo utilizan más como un circuito deportivo donde superar su propia marca.

Frente a esta tendencia creciente, yo quiero hacer un alegato a favor de la montaña más tradicional, en la que uno vagabundea sin importarle los horarios y tiene la capacidad de dejarse maravillar por todo lo que sale a su paso, deteniéndose a admirar un valle o a sacar una foto a un árbol. Y cuando después de unas horas y cierto esfuerzo alcanzas la cima, disfrutas plenamente de ella sin ser esclavo del tiempo, a modo de recompensa complementaria, no solo final.

Soy consciente de que eso no luce, ni provoca admiración en las redes sociales, pero es como yo entiendo la montaña. Y por supuesto respeto al que va rápido o incluso corre, porque entiendo que es así como él o ella disfruta. Todos tenemos cabida en la montaña, siempre y cuando nos comportemos civilizadamente y por tanto no la dañemos.

 

Afirmas que la percepción cambia en la montaña: el tiempo, los sabores…

La montaña es como un microviaje en el tiempo, ya que está llena de lugares que conservan su esencia original. El otro día vi una foto de las Malloas de Aralar de los años cuarenta y aparecían idénticas a cómo son en la actualidad. Caminar sobre ellas es por tanto como detener el tiempo. Uno no sabe a ciencia cierta en qué época se encuentra (salvo si en el horizonte te fijas en el parque eólico de Kornieta). Y en un paisaje pirenaico como por ejemplo la Canal Roya en Huesca, este sentimiento se acrecienta aún más y uno se siente como en otra dimensión, al margen de la civilización actual.

Respecto a los sabores, todos hemos experimentado cómo una onza de chocolate o una simple naranja sabe en una cima de una montaña. Nada que ver a cuando la tomamos en nuestra casa.

El libro tiene la peculiaridad de que ha sido ilustrado con vídeos…

Llevo grabando mis excursiones a la montaña desde 1999. Al principio copiaba el vídeo en un DVD para regalar a los amigos con los que había salido. Cuando la banda ancha de internet llegó a los hogares me planteé hacer una web desde donde se vieran mis vídeos y así nació www.mendivideo.com. Posteriormente, con la llegada de Youtube lógicamente me serví de esta fantástica plataforma digital.

Por ello, al escribir el libro pensé que podía complementar mis reflexiones con imágenes de vídeo, ya que contaba con un buen archivo personal. La idea le gustó mucho a Diéresis, mi editorial, y decidimos poner códigos QR a lo largo del texto para poder enlazar con vídeos especialmente creados para la ocasión.

Monterapia lleva ya siete ediciones en España ¿te esperabas una acogida semejante?
Para nada. Ahora me sonrío cuando recuerdo las serias dudas que me entraban mientras escribía el libro. ¿Quién va a querer leer esto? solía comentarle a mi mujer. Y, aunque han pasado unos años desde su publicación, lo más bonito están siendo todos esos lectores que ahora, gracias a las redes sociales, contactan conmigo y me cuentan directamente lo que mi libro les ha aportado.
Yo creo que la clave es que muchos montañeros se sienten muy identificados con mis sensaciones, reflexiones y experiencias, porque me ven cercano, ya que no soy un himalayista consumado, sino un simple aficionado a la montaña como tantos miles de personas.

También ha sido publicado en varios países y, no sólo eso, sino que ha inspirado proyectos solidarios.

Efectivamente se acaba de publicar en Colombia y próximamente lo hará en México.

Lo más curioso es que desde Venezuela, dos personas que no se conocen entre sí, contactaron conmigo por Facebook para contarme sus respectivos proyectos solidarios a través de la montaña y decirme que Monterapia, de alguna manera, les había servido de acicate. Uno de esos proyectos se llama “Ver desde el alma” y consiste en llevar invidentes a un entorno natural para que disfruten de él. El otro se denomina “Una montaña de valores” y su objetivo es llevar a niños y adolescentes de familias pobres y desestructuradas, con un pie en la delincuencia juvenil, a la montaña para inculcarles una serie de valores.

¿Cuál es tu montaña cercana, esa en la que piensas mejor que en las demás?

El Irubelakaskoa, también llamado Alkaxuri. Situada en la Baja Navarra no llega a los 1.000 metros de altura, pero para mí está llena de encanto. Su ascensión desde la venta de Sumus es muy variada, ya que en pocos kilómetros pasas por empinadas laderas de helechos, balcones rocosos, un hayedo de cuento y una arista muy asequible y divertida. Y si se tiene tiempo y fuerzas, por la otra vertiente se puede enlazar con el cordal Gorramakil-Gorramendi y regresar a la venta por el valle de Urritzate, uno de los más recónditos de Navarra.

Y es que muchas veces pensamos en cordilleras lejanas y en escarpados picos sin llegar a conocer y disfrutar de lo que tenemos más a mano. La monterapia comienza en ese monte que tienes al lado de tu casa, aunque solo sea una colina.

 

Monterapia
Autor: Juanjo Garbizu
Editorial: Dieresis
ISBN: 9788493870270

Etiquetas:

Entrevistas
Ahora...

Nanga Parbat en directo

Sigue la ascensión al Nanga Parbat en directo
En directo

Actualidad

zerain y galvan
El helicóptero regresa sin noticias de Alberto y Mariano
Léelo en nuestro magazine
cielo
Nuevo intento en la búsqueda de Alberto Zerain y Mariano Galván
Léelo en nuestro magazine
alberto nanga
Las Instituciones vascas muestran su apoyo en la búsqueda de Alberto Zerain
Léelo en nuestro magazine
zerain y galvan
A la espera de buen tiempo
Léelo en nuestro magazine
nanga
El helicóptero regresa a causa del mal tiempo
Léelo en nuestro magazine
Instal XPERT, la red de instaladores de Saunier Duval
Los instaladores Instal XPERT son seleccionados entre los mejores y formados permanentemente pos Saunier Duval con el fin de ofrecer el máximo nivel técnico y de servicio al usuario en la instalación de sus equipos.
Descubre más sobre Instal XPERT
Red de Servicios Técnicos Oficiales de Saunier Duval
Saunier Duval dispone de una amplia y completa red de Servicios Técnicos Oficiales distribuidos por toda la geografía española que garantizan el correcto funcionamiento de todos los productos de Saunier Duval.
Descubre más sobre la Red de Servicios Técnicos Oficiales

Utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies. Política de cookies.