Estás utilizando un navegador obsoleto

Para poder ofrecer una experiencia de usuario sin igual a nuestros visitantes utilizamos las técnicas más novedosas del desarrollo web para las cuales se requiere un navegador que esté a la altura. Para poder visualizar esta página por favor utiliza Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Menú
Cerrar
everest

El Everest en solitario y en pleno monzón, el reto irrepetible del gran Messner

Reportajes · 24/07/2019

La llegada del monzón marcó el final de la expedición al Dhaulagiri de Juanito Oiarzabal y Alberto Zerain de este año. Una ventana de tres días lanzó a Zerain a atacar la cima, consciente de que era su última oportunidad. Después los vientos propios del monzón convertirían las laderas de la montaña en una gran trampa mortal por las constantes nevadas y el elevado riesgo de avalanchas.

Al segundo día de aquel ataque a cima, Zerain alcanzó la cima: el 19 de mayo a las 6.30 hora española. A su llegada al campo base, ya no quedaba nadie: todo el mundo había recogido sus pertenencias para huir del monzón. En el Dhaulagiri y en el resto de cimas cercanas. Las expediciones miraban ahora al Karakorum, la cordillera pakistaní que alberga a cinco de los 14 ochomiles.

Y fue esa soledad, la que genera el monzón, la que buscó en agosto de 1980, el montañero tirolés Reinhold Messner (Bresanona, Italia, 1944) para escalar el monte Everest (8.848 metros) en solitario, sin oxígeno y en estilo alpino sin campos de altura, ni ayuda externa. Dos años antes, ya  había escrito su nombre con letras doradas en el libro de la Historia del alpinismo al escalar el Everest sin oxígeno junto a Peter Habeler. Ahora quería seguir demostrando su fuerza, su capacidad de sufrimiento y su pasión por la aventura con esta nueva escalada. Tras cinco días sólo en la montaña consiguió, contra todo pronóstico, pisar la cima: era un 20 de agosto de 1980. Tras él, nadie ha vuelto a intentarlo. Nadie ha regresado en pleno monzón y menos, en solitario. Nadie en los 36 años que ya han pasado.

Su testimonio, consigue en parte transmitir las extremas sensaciones que debió de sentir. “Asciendo con manos y pies completamente apático. Con frecuencia me encuentro al límite de mis fuerzas. Tras una docena de pasos, todo dentro de mí grita que me detenga, me siente, respire. Pero después de un breve descanso, ya puedo proseguir”. Así llegó al techo del mundo, a la montaña más alta: solo y sirviéndose para avanzar de los pies y de las manos.

“Ya no siento nada, sólo que queda la voluntad de seguir”

El tiempo ha dejado de existir. Me compongo de cansancio y esfuerzo… Soy un ser desligado del tiempo y el espacio. Apenas puedo más. Ninguna desesperación, ninguna alegría, ningún miedo. No es que haya perdido el control de mis sentimientos. Es que ya no siento nada. Sólo me queda la voluntad. Pero a los pocos metros ésta también se extingue, ahogada en un infinito cansancio. Entonces ya no pienso nada, no siento nada. Me dejo caer, permanezco tumbado sin más”.  Y 45 minutos permaneció en la cima tumbado, robando el oxígeno en el aire a bocanadas.

Cada año son más de 400 las personas que alcanzan la cima del Everest por temporada antes y después del monzón; y miles son las que lo intentan. En un mismo día de cumbre han llegado a coincidir en torno a 300 montañeros, todos con oxígeno, cuerdas fijas y habiendo pasado días en los diferentes campos de altura hasta conseguir las condiciones más seguras. Messner demostró hace ya más de 36 años que los límites humanos superan los golpes del monzón en forma de viento, nieve y el elevado riesgo de aludes. Y lo demostró por pura pasión a las sensaciones extremas, a la aventura y a las montañas.

El origen de los vientos del Monzón

Los últimos metros los hice a rastras. Fue una tortura inacabable. Durante largo tiempo no pude ni quise descender. Finalmente me obligué a ello. Sabía que había alcanzado mi límite físico”. No estaba en el frío invierno, ni en la verticalidad: el límite de Messner estaba en pleno verano, en la cordillera del Himalaya en forma de monzón: el viento que se genera en el Golfo de Bengala, atraviesa la India inundando campos y alcanza el Tíbet en forma de nieve en las faldas de la montañas más altas. A Alberto Zerain la proximidad del monzón le congeló la cara este año en el Dhaulagiri durante las seis horas que dedicó a atacar el tramo final. A Messner le dobló por la cintura, le obligó a arrastrarse y hacer uso de toda su fuerza para regresar con vida de nuevo a la base de la montaña.

Y al igual que la expedición 2x14x8000, Messner no dio más razones de su gesta que a la pasión, la pasión por escalar las montañas más altas. 36 años después nadie ha vuelto repetirlo, nadie ni siquiera ha regresado al Himalaya durante el monzón. Quedan muchos retos por vivir en las grandes montañas del planeta.

Etiquetas:

Alberto Zerain Alpinismo Juanito Oiarzabal
Ahora...

Nanga Parbat en directo

Sigue la ascensión al Nanga Parbat en directo
En directo

Actualidad

zerain y galvan
El helicóptero regresa sin noticias de Alberto y Mariano
Léelo en nuestro magazine
cielo
Nuevo intento en la búsqueda de Alberto Zerain y Mariano Galván
Léelo en nuestro magazine
alberto nanga
Las Instituciones vascas muestran su apoyo en la búsqueda de Alberto Zerain
Léelo en nuestro magazine
zerain y galvan
A la espera de buen tiempo
Léelo en nuestro magazine
nanga
El helicóptero regresa a causa del mal tiempo
Léelo en nuestro magazine
Instal XPERT, la red de instaladores de Saunier Duval
Los instaladores Instal XPERT son seleccionados entre los mejores y formados permanentemente pos Saunier Duval con el fin de ofrecer el máximo nivel técnico y de servicio al usuario en la instalación de sus equipos.
Descubre más sobre Instal XPERT
Red de Servicios Técnicos Oficiales de Saunier Duval
Saunier Duval dispone de una amplia y completa red de Servicios Técnicos Oficiales distribuidos por toda la geografía española que garantizan el correcto funcionamiento de todos los productos de Saunier Duval.
Descubre más sobre la Red de Servicios Técnicos Oficiales

Utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies. Política de cookies.