Estás utilizando un navegador obsoleto

Para poder ofrecer una experiencia de usuario sin igual a nuestros visitantes utilizamos las técnicas más novedosas del desarrollo web para las cuales se requiere un navegador que esté a la altura. Para poder visualizar esta página por favor utiliza Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior.

Menú
Cerrar
Excursión de invierno

Cosas divertidas que hacer en la nieve

Reportajes · 15/12/2018

Por primera vez en más de cien años, este invierno hemos podido disfrutar del espectáculo inaudito de la nieve en las playas del Mediterráneo. Algo así no podía durar demasiado pero, por suerte, aún queda mucha nieve en las sierras y cordilleras de todo el país y también mucho tiempo para disfrutar de ella ¿Te has planteado qué se puede hacer con tanta nieve aparte esquiar, librar una batalla de bolas o hacer muñecos de nieve? Pues ahí van unas cuantas ideas.

Para algunas personas, el invierno es una época aburrida y deprimente durante la cual lo único que se puede hacer es trabajar y esperar a que regrese el buen tiempo. Para otros, en cambio, se trata de un campo de juego que hay que explotar mientras dure y lo único que tiene de deprimente es el final, cuando contemplas impotente cómo el deshielo acaba con la diversión.

A nosotros, particularmente, nos parece que el invierno puede ser tan divertido como uno decida hacerlo y, por eso, hoy os ofrecemos algunas ideas para que, cuando finalmente llegue la primavera, echéis un poco de menos el frío.

Consideraciones previas

Puesto que en nuestro país la nieve sólo resiste durante todo el invierno en las cordilleras, es allí donde debemos acudir para buscar la diversión. Pero ojo, la montaña, en invierno, es un medio al que hay que tenerle mucho respeto. Las condiciones en esta época son muy cambiantes. Incluso en el mejor de los casos, aunque el tiempo se mantenga estable, los días terminan muy rápido, y cuando eso ocurre, las temperaturas se desploman espectacularmente.

El peor de los casos, claro, lo representan las avalanchas, sobretodo en las grandes cordilleras como Pirineos, Picos de Europa o Sierra Nevada. Si nuestra actividad no se va a desarrollar en un entorno controlado como el de una estación de esquí, debemos tomar todas las precauciones. Eso incluye informarse del riesgo de avalanchas, saber cómo actuar e ir bien equipados.

Dicho esto, vamos a hablar, ahora sí, de cosas divertidas.

Excursiones con raquetas

Hace años era realmente extraño encontrarse con alguien que caminase con raquetas por nuestras montañas. Hoy en día, en cambio, el excursionismo con raquetas o ‘snowshoeing’ es la actividad invernal que más adeptos gana cada año.

El motivo de su éxito es bastante evidente. Aunque existe cierta técnica que nos permitirá sacar el máximo partido de nuestras raquetas, lo cierto es que no es realmente necesario adquirir conocimientos específicos para disfrutar con ellas. Además, se trata de una disciplina al alcance de cualquiera, pues la dureza de la actividad sólo depende de la ruta que escojamos.

También ha ayudado el hecho de que el precio de las raquetas haya bajado mucho y de que casi todas las estaciones de esquí, así como muchos refugios de montaña, las ofrezcan en alquiler. Además, cada vez existen más guías dedicadas al tema y todos los años se baliza algún nuevo sendero para “raquetistas”.

En definitiva, el ‘snowshoeing’ es una actividad sencilla y muy asequible, perfecta para conocer nuestras montañas vestidas de blanco.

Mushing

Si te gustan las novelas de Jack London, el ‘mushing’ es lo tuyo. ¿A quién no le atrae la posibilidad de recorrer las montañas en un trineo tirado por perros, al estilo de los pioneros del Gran Norte? En eso consiste precisamente esta actividad de resonancias épicas. Te garantizamos que, en cuanto te bajes del trineo te entrarán ganas de abatir un pino a hachazos o de marcharte a la caza del caribú; así de evocador es el ‘mushing’.

Nuestro país, a pesar de ser muy meridional, cuenta con unos cuantos adeptos a este deporte, e incluso acogió durante más de veinte años una gran carrera de trineos al estilo de la famosísima Iditarod Race de Alaska. Hablamos de la Pirena, una prueba que recorría los Pirineos de oeste a este en quince etapas y que, desgraciadamente, desapareció definitivamente en 2013 por falta de patrocinadores.

Aún así, todavía es posible disfrutar del ‘mushing’ en España sin hacerse con una trailla de perros propia. Nieve no falta, y empresas que ofrecen la experiencia tampoco, si bien la mayoría están radicadas en dos cordilleras: Pirineos y Sierra Nevada, siendo ésta, además, el lugar más meridional de Europa en el que se puede disfrutar de “la llamada de lo salvaje“.

Alpinismo

Si te gusta el montañismo puro, con sus tradiciones, su épica e incluso con su lado oscuro; si siempre has admirado las gestas de los Herzog, Bontatti, Cassin o Hillary, es que tienes alma de alpinista. Y hay pocas cosas que llenen tanto a quien siente esa pulsión que poder salir a la montaña y apuntarse sus propias vías, sus propias aventuras y, en definitiva, sus propios recuerdos.

Nunca es tarde para ser alpinista. Evidentemente, no es algo que consiga de un día para otro pero, paso a paso, no son pocos quienes han descubierto su pasión por las montañas a edades muy avanzadas.

Antiguamente, un alpinista se formaba en el entorno de un club de montaña. Allí, en una primera fase, el novato aprendía de los “puretas”, que a su vez se valían de la fuerza de los jóvenes. Con la experiencia llegaba la época de las aventuras en grandes vías, en compañía de amigos con tanta energía y experiencia como uno mismo. Y por último, todo ese conocimiento se iba depositando en manos de otros novatos, mientras uno explotaba la fuerza de aquellos para sacar unas cuantas vías más.

Hoy en día, las cosas han cambiado mucho, lo cual ha dado lugar a no pocos accidentes derivados de la inexperiencia. Sin embargo, los profesionales de la montaña están mejor formados que nunca y hay muchísimos cursillos y actividades guiadas en las que uno puede ir acumulando la experiencia que antes daban los mayores.

El alpinismo no es una actividad barata, pues el material necesario para practicarlo es bastante caro, así que te recomendamos que empieces poco a poco y descubras por ti mismo si emular a Alberto Zerain y Juanito Oiarzabal es lo tuyo. Lo que sí podemos garantizarte es que, si te engancha, el alpinismo va a proporcionarte algunos de los mejores momentos de tu vida.

 

Motos de nieve

Si lo tuyo son los deportes de motor, también a ti la montaña tiene algo que ofrecerte. Probablemente hayas probado alguna vez un quad, pero ¿has probado las motos de nieve?

En nuestro país hay varias empresas dedicadas a ofrecer excursiones en moto de nieve aunque, igual que ocurre con el ‘mushing’, tendrás que desplazarte hasta alguna de las grandes cordilleras. Si lo haces, descubrirás una forma cómoda, divertida y poco exigente de disfrutar de la montaña invernal. Si no te fías de tus habilidades como piloto, siempre puedes compartir una moto con un amigo o dejarte llevar por un monitor. Esto puede parecer poco motivador, pero hablamos de pilotos expertos que harán que “ir de paquete” te ponga las pulsaciones a mil. De hecho en el Valle de Tena, en Huesca, ofertan una experiencia llamada Motos de nieve extrema ¡que viene a ser como ir de paquete con Marc Márquez!

Mountain Bike… ¿sobre nieve?

En enero de 2014, un español, Juan Menéndez, se convirtió en el primer ser humano en alcanzar el Polo Sur… ¡en bici! Para muchos de nosotros, la sorpresa fue mayúscula, no porque desconfiáramos de las capacidades de Juan, sino porque ignorábamos que hubiera bicicletas capaces de rodar sobre la nieve. Y es que en nuestro país esta disciplina aún no está muy extendida, pero no dudamos de que calará con fuerza, habida cuenta de la afición que hay por el deporte de las dos ruedas.

En principio una bicicleta normal puede servir para practicar ‘mountain bike’ sobre nieve, siempre que monte llantas especiales; pero si la nieve está poco transformada o es muy profunda, hará falta un cuadro especial capaz de montar las espectaculares ‘Fat Tires’, unas ruedas de invierno más propias de un todo terreno que de una bicicleta.

Los entusiastas del ‘downhill’ (descenso) ya reclaman que se abran pistas para mountain bike en las estaciones de esquí y es de esperar que tarde o temprano alguien les haga caso, así que ¡es la hora de apuntarse al ‘winter mountain bike’!

Estas son sólo cinco propuestas, pero hay todo un mundo blanco ahí fuera que merece la pena descubrir, y las posibilidades son infinitas. ¿Qué tal pasar una noche en un refugio de montaña? o mejor ¿qué tal pasarla en tu propio iglú? ¿Y patinar sobre un auténtico lago helado? ¡La cuestión es aprovechar el invierno!

Etiquetas:

Salud Vida Activa
Ahora...

Nanga Parbat en directo

Sigue la ascensión al Nanga Parbat en directo
En directo

Actualidad

George Mallory
Mallory e Irvine, la leyenda del Everest
Léelo en nuestro magazine
Elementos de un huerto
Huerto urbano. La satisfacción de hacer las cosas despacio.
Léelo en nuestro magazine
entrenamiento en suspension
Tira de ti mismo, entrena en suspensión
Léelo en nuestro magazine
El Fram varado entre los hielos
Fridtjof Nansen atrapado en el Ártico
Léelo en nuestro magazine
Bicis de spinning
Spinning, la “bicicleta estática” resurge de sus cenizas
Léelo en nuestro magazine
Instal XPERT, la red de instaladores de Saunier Duval
Los instaladores Instal XPERT son seleccionados entre los mejores y formados permanentemente pos Saunier Duval con el fin de ofrecer el máximo nivel técnico y de servicio al usuario en la instalación de sus equipos.
Descubre más sobre Instal XPERT
Red de Servicios Técnicos Oficiales de Saunier Duval
Saunier Duval dispone de una amplia y completa red de Servicios Técnicos Oficiales distribuidos por toda la geografía española que garantizan el correcto funcionamiento de todos los productos de Saunier Duval.
Descubre más sobre la Red de Servicios Técnicos Oficiales

Utilizamos cookies para aportarte una mejor experiencia de navegación y un servicio más personalizado. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies. Política de cookies.